viernes, 29 de junio de 2012

Concepto Huna: Aka (2 de 3)



Antes de entrar de lleno en esta segunda parte sobre el Aka, que consistirá en las características de el Aka propiamente tal, quisiera hacer una distinción entre los conceptos de energía y el medio a través del cual dicha energía se manifiesta. 

De la misma forma en que el agua y los alambres de cobre sirven como conductores de electricidad, el Aka cumple una función de conductor para la energía vital, el Mana. Cuando vemos el aura, estamos viendo un campo de Aka cargado con Mana, o para decirlo de otra forma, estamos viendo los efectos de una carga de mana en el Aka que nos rodea.

Para empezar, hablemos de los efectos del campo energético. Ya se mencionó anteriormente el aura, que los kahunas llamaban "kahoana"; pensemos en esto no sólo como algo que nos rodea, sino que como un campo que sirve como la matriz para el cuerpo. Entonces, para ser prácticos, hablaremos de un cuerpo de Aka que penetra y rodea el cuerpo físico. 


Durante el sueño y en algunos otros momentos, ya sea por accidente o práctica, una gran parte de este cuerpo de Aka puede salirse del físico y viajar, con la persona dándose cuenta o no de lo que ocurre. Cuando esto ocurre, se mantiene una especie de conexión entre el cuerpo de Aka que viaja y el cuerpo físico; esto es comúnmente percibidos por aquellos que están fuera de su cuerpo físico como un "cordón de plata". La información sensorial fluye a través de este cordón, y al haber cualquier señal de problemas o alteración en cualquiera de los dos extremos, el "kahoaka" rápidamente vuelve, causándole frecuentemente una sacudida al cuerpo cuando lo hace.




Otra característica del cuerpo Aka es que cambia de tamaño, densidad y capacidad energética con las emociones, la imaginación, y/o la intención. Cualquier emoción fuerte aumentará el tamaño y brillantez del aura, mientras que la represión y enfermedades emocionales la disminuirán. Sin embargo, estos mismos efectos pueden ser logrados voluntariamente utilizando la ayuda de la imaginación. Así, podemos cambiar la densidad de este campo energético, para que en un minuto un grupo de personas no puedan levantarnos, y en otro minuto nos encuentren livianos como plumas; de la misma forma se puede expander el aura y con esto, los sentidos de la vista, audición y tacto a zonas más distantes de nuestro ambiente cercano.


Las distintas manifestaciones del aura.

El campo Aka también sirve para almacenar información en nuestra memoria. Los científicos tradicionales afirman que los pensamientos se almacenan físicamente en las neuronas, a pesar de que no existe rastro alguno de que esto ocurra. Se ha hablado mucho del hecho de que la estimulación de ciertas áreas del cerebro gatilla recuerdos de forma muy vívida, pero estos mismos recuerdos pueden ser gatillados al estimular otras áreas del cerebro e incluso otras partes del cuerpo.

De acuerdo a la teoría Huna, cada pensamiento produce un cambio celular correspondiente, que puede ser cambiado a su vez por un siguiente pensamiento. Esto podría ayudar a explicar el por qué no se puede encontrar ningún rastro permanente para la memoria. El pensamiento en sí (y esto se aplica también a las vivencias día a día) queda grabado en la sustancia Aka, y el inconsciente contacta esto para la memoria. Es por eso que se pueden recordar vidas pasadas, sueños, imaginar, tener visiones, y otras formas de experiencia interna que no tienen una contraparte física.



Propiedades de Transmisión



Como un medio de transmisión, el Aka es utilizado para comunicar información y experiencias desde un punto a otro. En Huna existen 2 teorías principales para la operación de recepción e influencias psíquica. 

La primera teoría, popularizada por Max Long, utiliza la analogía de hilos, lazos y "dedos" de Aka, e ignora la existencia del campo energético de Aka. De acuerdo a esta analogía, estamos siempre en contacto con todo lo que percibimos por medio de lazos "pegajosos" de aka, como hilos de goma de mascar, que nunca se cortan y nunca se enredan entre sí. Cada vez que renovamos un contacto, otro lazo se crea,  por lo que estamos a ciertas personas y lugares por cuerdas en lugar de sólo hilos. Además, mediante nuestros pensamientos podemos enviar un "dedo de aka" a lugares o personas con las que nunca hemos estado en contacto, y así buscar información o ejercer influencia. Siguiendo dicha analogía, se dice que el inconsciente envía una porción de nuestra habilidad sensorial para registrar impresiones o hacer que algo ocurra. La telepatía, por lo tanto, es un asunto de "activar" un lazo específico con mana para enviar o recibir a través de él; la clarividencia sería un asunto de enviar un "dedo" para observar; y la telekinesis, hacer este "dedo" lo suficientemente fuerte como para llegar a mover algo.

En la experiencia práctica, esta analogía es útil para principiantes pero bastante limitada. Por ejemplo, pierde validez en el área de la radiónica, en donde la posición teórica de que destruir el negativo de una fotografía rompe el lazo entre el individuo y su foto es obviamente falsa. La idea de hilos, lazos, dedos tiene sus usos pero no debería ser tomado como un dogma.

La segunda teoría funcional concibe el Aka como una sustancia etérea que penetra todo y que sirve como un medio conductor perfecto para todo tipo de irradiación de energía. La analogía utilizada es de sonido, luz o calor que irradia en todas direcciones desde un punto de origen y que es percibido o recibe influencia por lo que sea que esté sintonizado a la frecuencia correcta.

Esta teoría también incluye el concepto de ondas de radio y electromagnetismo. En esta analogía la mente es el sintonizador y el mana es la energía que la potencia. Mientras más mana se tiene, mejor será la habilidad para recibir o transmitir. Así, la telepatía sería un asunto de sintonizar la transmisión de pensamientos de tal o cual persona; la clarividencia se trataría de sintonizar con las irradiaciones de un área en particular, y la telekinesis se trataría de adjustar la transmisión de energía para inducir influencia en un objeto en particular. Esta teoría trata eventos pasados como vibraciones o frecuencias que aún activamente transmiten a través del Aka demasiado lentamente para ser percibidas sin nuestros sentidos normales, y eventos futuros como vibraciones demasiado rápidas para ser percibidas normalmente.

En la práctica, esta teoría es extremadamente útil y efectiva, pero requiere una forma técnica de pensar que es difícil de utilizar para algunas personas. Posiblemente, la analogía de sonido es la mejor forma de percibir esta teoría.



*Como una nota aparte, tal vez pensemos "¿Y por qué no ir directo a la verdad en lugar de hablar de teorías y analogías?". Si nos preguntamos esto, estamos suponiendo que existe una sola verdad absoluta tras toda teoría y toda apariencia. En Huna nunca suponemos eso. La única definición aceptable de "verdad absoluta" sería "todo lo que es, fue, será y podría ser en cualquier lugar y momento". En base a esta suposición, la verdad, en términos prácticos, es lo que cada uno decide que sea, y la verdad efectiva es lo que mejor funciona en este caso.*



En la tercera parte veremos una propiedad más del Aka, de Materialización, y para terminar la sección referente al Aka les entregaré ejercicios para comprobar su presencia, muy simples de hacer en casa. 

Hasta la próxima!



No hay comentarios:

Publicar un comentario